Nos complicamos demasiado

Está más que claro que los teléfonos móviles nos han invadido por completo, vayas por donde vayas te vas a encontrar con alguien viendo para su teléfono móvil, ya bien estará jugando o mandando mensajes o cualquier otra cosa de las que pueden hacer los nuevos móviles que están a la venta hoy en día, que menos cocinar hacen prácticamente de todo. Los adultos el teléfono móvil por norma general lo utiliza mucho menos que un adolescente que se pasa el día enganchado al teléfono móvil, pero también el vicio del móvil ha llegado a los adultos, aunque si os digo la verdad es algo que no puedo comprender, no tendrán otra cosa que hacer mejor que andar todo el día enganchados al teléfono móvil.

Si no eres de los que están enganchados a los teléfonos móviles lo que mejor te conviene supongo que serán las tarifas prepago, ya que así siempre sabes lo que te vas a gastar en el teléfono, yo mismamente no tuve un contrato hasta hace unos pocos meses y porque me salía más barato el internet en casa sino seguiría con mi tarjeta prepago, no veo necesidad de andar gastando a lo tonto en los teléfonos móviles.
Además, ¿no os habéis dado cuenta de que cada vez la gente es más maleducada cuando está con su teléfono móvil?, cuando quedas con alguien para tomar algo se pasa más de la mitad del tiempo que está contigo ocupado en contestar cosas o de ver cosas en su teléfono móvil, eso es algo que la gente debería de tener más en cuenta. Cuando no teníamos teléfonos móviles esas cosas no pasaban, se hablaba mucho más cara a cara en lugar de hacerlo por el móvil, cuando teníamos que quedar con los amigos no hacía ni falta que nos llamásemos a casa, ya el día anterior ya quedábamos previamente antes de despedirnos y si no sabíamos por donde andaba cada uno, hoy en día si no localizas a alguien por el móvil parece que se ha evaporizado, sigo pensando que los tiempos pasados eran mucho más sencillos que los que vivimos hoy en día.

¡Una peña muy identificada!

Las peñas de fútbol o las peñas de amigos con diferentes fines son muy comunes en muchos pueblo de España. A menudo se reúnen en un bar o en un local social en el que se realizan sus celebraciones o acuden a ver los partidos de su equipo todos juntos, para disfrutar todavía más con los acontecimientos.

Si formas parte de una de esas pequeñas y hacéis salidas todos juntos o quedáis a menudo en un mismo lugar, ¿no te gustaría que todo el mundo pudiera identificaros como lo que sois? Que todos los que os vean sepan que pertenecéis a una peña es tan sencillo como encargar camisetas con serigrafia personalizada.

El primer paso es realizar un diseño de la camiseta. Para esto lo mejor es un dibujo de creación propia que represente a la peña. Quizás ya tengáis un logotipo que queráis mejorar o quizás haya que crearlo de cero, pero es importante dedicarle un poco de tiempo porque va a ser por lo que os conozcan. Para esto es importante que sea un dibujo que no ofenda (se puede animar a un equipo de fútbol sin denigrar a los contrarios) y que se represente bien el espíritu de la peña.

Conseguido esto solo queda dar el último paso, para el que tenéis al menos dos opciones:

-Podéis acudir a un establecimiento físico en el cual os enseñarán los diferentes modelos de camisetas y podréis decidir qué es lo que queréis que figure en la misma: el logotipo y el nombre del miembro de la peña, por ejemplo. Pedís presupuesto y en poco tiempo tendréis vuestras camisetas funcionando perfectamente.

-También podéis hacerlo por Internet, mucho más fácil y rápido. A fin de cuentas, en la mayoría de las tiendas físicas vais a elegir todo por catálogo, con lo cual será exactamente lo mismo. Elegís el modelo de camiseta, enviáis vuestra creación y pedís que os manden una foto de cómo quedaría.

En algunas páginas incluso permiten que realicéis las creaciones vosotros colocando el dibujo en el lugar que queráis que vaya, adaptando el tamaño y, en definitiva, elaborando el boceto que se usará para crear las camisetas.

Una vez que la creación está lista, solo hay que darle al ok y encargar el número de unidades que se deseen. Si las camisetas no llevan nombre y la peña cuenta con tener más socios, se pueden encargar algunas extras en cada talla para conseguir mejores precios.

Cómo cambiar una habitación en tres pasos

¿Te has cansado de tu dormitorio y quieres un cambio radical pero sin tener que invertir demasiado dinero? Te vamos a dar tres ideas con las que el aspecto del cuarto será totalmente diferente  y que no te obligarán a realizar obras importantes más allá de las relacionadas con la pintura. Ponte manos a la obra y transforma tu dormitorio.

1) Cambiar el color de las paredes. Cambiar el color de las paredes ya puede hacer que cualquier habitación de la casa se vea totalmente diferente. Pueden elegirse muchas opciones diferentes, como combinar distintos colores o incluso recubrir una pared con alguna imitación de materiales como la piedra o la madera.

Esto suele hacerse con la pared principal de la cama, en la que van el cabecero y las mesillas y le da un aire muy distinto al cuarto. Estos recubrimientos pueden ser de muchos tipos, desde los que realmente imitan a ese material hasta vinilos imitando dicho material que se pegan en la pared.

Incluso existe un término medio, que son recubrimientos con relieve pero de muy poco peso, que son adhesivos, por lo que resultan tan fáciles de poner como un vinilo pero con una textura y una terminación mucho más elegante.

2) comprar estores. Una vez que hayas elegido el color o colores de las paredes es el momento de cambiar las cortinas o estores. Tienes que tener en cuenta que si escoges estores con un estampado colorido y llamativo tendrás que poner el resto de los elementos decorativos de la habitación en tonos más neutros, así que tendrás que escoger.

Lo habitual es que el estor tenga un color similar al de la pared o que haga contraste con la misma y que el estampado, de tenerlo, sea discreto y sin demasiados tonos. De este modo, permite jugar con otros elementos de la decoración.

3) Colchas nuevas. Colchas o fundas de edredones. No importa lo que sea que te guste utilizar según la época del año. Pero si quieres ver tu habitación totalmente renovada y sentir que estás en un cuarto nuevo, necesitas que tu cama se vista de una manera muy distinta de la habitual.

Por supuesto, sus colores deben de ir a juego con paredes y estores, pero no tienen por qué estar coordinados. Solo escoge un elemento común, como el tono de fondo, y disfruta realizando distintas apuestas de color.

RESTAURARSE SU PROPIA CASA

Tengo unos amigos que se han comprado en un pueblo una casa vieja que piensan reformar de arriba a abajo, solo que se les va a hacer bastante largo, ya que no viven cerca y no pueden desplazarse hasta allí para hacer reforma casa. Además van a tener que ahorrar mucho para llevar a cabo la reforma de la casa que se han comprado, y eso que les ha salido muy barata, me han enseñado fotos de la casa y le falta mucho trabajo, la casa debía de estar abandonada desde hacía bastante tiempo, pero la zona en la que está está bien lo malo es que está un poco alejada y se tarda un buen rato en llegar hasta allí.

 

Su primera idea era restaurar la casa ellos mismos pero creo que al final van a tener que contratar a algún albañil de la zona para que les vaya adelantando el trabajo para cuando ellos se decidan a ir para allí para empezar a arreglar la casa, lo bueno que tiene la casa es que no tenía electricidad y recientemente han instalado en la zona la red eléctrica cosa que les va a facilitar mucho la obra, ya que sin electricidad la obra se iba a convertir en un suplicio.

 

Aún así restaurarte tu propia casa es un desafío siempre, da igual que tengas más o menos dinero para ello, está claro que si tienes dinero lo tienes mucho más fácil pero aún así si lo quieres hacer tú mismo y no tienes las nociones básicas es una empresa bastante dura, si ya es dura para los albañiles que sí saben los que tienen que hacer imaginaros a alguien que no sabe.

 

Cuando la terminen dentro de unos años ya me contarán el esfuerzo que les ha costado terminarla, esta pareja tiene dos niños pequeños y cuando la casa esté habitable para poder vivir allí seguro que los niños ya tienen unos cuantos años.
Pero con todo el trabajo que les espera al final les va a quedar una casa estupenda para toda su familia, que espero que siga creciendo.

¿Cómo puedo sustituir la leche y sus derivados?

Cuando te detectan una intolerancia a la lactosa o una alergia a la proteína de la vaca lo primero que piensas es como vas a sustituir la leche y sus derivados lacteos. Estos forman parte de nuestra vida y a veces no somos conscientes de hasta qué punto hasta que llega el momento de eliminarlos de nuestra vida.

Si eres intolerante a la lactosa puedes serlo en muchos grados. Algunos de los intolerantes toman sin problema alguno yogur o queso, pero no pueden tomar leche. Otros, ni siquiera pueden probar un producto que ponga que puede contener trazas.

Los productos sin lactosa, a los que se les añade artificialmente lactasa, pueden ser una ayuda para los que no tengan una intolerancia severa. Estos le permiten comer con mucha normalidad ya que actualmente hay variedades sin lactosa prácticamente de todo.

La lactasa en pastillas también es una solución para algunos intolerantes. En este caso es el propio intolerante el que tiene que graduar la cantidad de enzima que necesita para digerir un determinado producto. Generalmente hay guías pero como todo depende mucho del grado de intolerancia debe de haber un periodo de adaptación en el que la persona vaya probando.

Esto puede ser muy incómodo, ya que cuando se equivoque sufrirá las consecuencias en forma de diarreas y cólicos, que son los síntomas más frecuentes de la intolerancia. Pero una vez que se tenga el control, permite tomar incluso productos con lactosa sin tener demasiados problemas siempre que no se abuse.

Por este motivo, las pastillas de lactasa son ideales para acudir a bodas o cuando se come fuera y no se tiene control sobre cada uno de los ingredientes que hay en el plato de la comida.

Para los intolerantes más severos y para los alérgicos la solución está en las bebidas vegetales que no tienen lactosa de por sí, como la bebida de soja, la de avena, la de arroz o la de almendras.

Para el resto de productos lácteos puede encontrar algunas variedades en el mercado, como yogures de soja, pero en la mayoría de los casos lo más seguro es que se los cocine él mismo con ingredientes que sepa que no le harán daño.

Por suerte, en Internet hay cada vez más blogs dedicados a estas personas con intolerancias o con alergias en los que se les enseña a realizar todo tipo de platos sabrosos.

¿Cómo preparas tú los flanes?

El flan es una de las recetas más típicas en todos los hogares. Les encanta a los niños y también gusta a los mayores y hay tantas formas diferentes de hacerlo que rara es la persona que no encuentra una que le haga caer en la tentación.

Los más golosos realizan los flanes con leche condensada y para los que están a dieta el azúcar se cambia por edulcorante y se usa leche desnatada. Siempre hay una manera de hacer flan para que todo el mundo pueda comerlo.

Algunos adoran el flan de huevo, el típico que hacían nuestras abuelas. Otros prefieren la suave receta del flan de vainilla realizado con vainilla natural. Pero incluso el flan que se hace con preparados vale si no se tiene más maña con la cocina.

Los flanes que ya se venden hechos son una opción perfecta para llevar a cualquier sitio y para poder comer flan los días que no hay tiempo para realizar ninguna receta. Solo hay que escoger aquellas marcas que ofrecen productos de mejor calidad y con sabores auténticamente caseros.

Pero si lo que te gusta es realizar cada semana un flan diferente, entonces te aconsejamos que entre en club leche asturiana y eches un vistazo a las recetas que te puedes encontrar. También puedes participar con otros usuarios y compartir tu fórmula mágica que da lugar al más delicioso flan.

¿Te gusta con nueces? El flan con nueces es un clásico que no pasa de moda, igual que el flan con plátano o con helado. Pero hay mezclas muy modernas y con gustos muy distintos, como la que se hace con leche de avena y que es apta para las personas con intolerancia a la lactosa.

Incluso hay recetas para realizarlas en el microondas o en robots de cocina. Y lo mejor de todo es que en cualquier caso, siempre puedes personalizarlas para darles tu toque especial, por ejemplo, haciéndolo un poco más suelto para que quede con la textura de crema pastelera y sirva para rellenar todo tipo de hojaldres.

Por último, una recomendación personal que espero que te guste: usa los aromas artificiales para darle a tus flanes todo tipo de gustos diferentes: licor de naranja, cerezas, piña, crema catalana… hay aromas que imitan a la perfección cualquier sabor y que te ayudarán a variar sin tener que recurrir a más ingredientes.

SUERTE DE NO QUEDARSE DE PUERTA FUERA

Desde un día que vi en la televisión el parque de el cabárceno, he querido ir allí pero hasta ahora no he tenido oportunidad ni tan siquiera de acercarme hasta allí, y eso que tengo un amigo que está viviendo muy cerca por motivos de trabajo, y todavía desde que se trasladó a su nueva ciudad no he ido a visitarle ni una sola vez.

 

El parque en la televisión me pareció el único parque zoológico que de verdad los animales tienen su propio espacio para poder vivir sin sentirse completamente encerrados, que es algo que los animales seguro que agradecen mucho, tener espacio para poder moverse con cierta libertad y poder correr como si estuviesen en libertad. Y eso que ya he estado en otros parques zoológicos como el loro parque en tenerife pero no me pareció que los animales tuviesen ni un tercio de el espacio que los animales necesitan para vivir alegremente sin sentirse muy encerrados.

 

El otro día escuché a un conocido de un amigo mío que contaba como un amigo suyo había perdido las llaves en el parque de el cabárceno por suerte encontró un Cerrajero barato Santander 24h, lo cual le salvó de pasar la noche en la calle de puerta fuera o de gastarse un dinero teniendo que alquilar una habitación para no dormir en la calle.

 

La gente no tiene en consideración el trabajo de los cerrajeros, solo los llaman por necesidad extrema cuando ya no les queda ninguna alternativa, seguro que a ellos les gustaría más que los llamasen más a menudo pero ellos no pueden elegir cuando les van a llamar los clientes, lo más normal es que les llamen porque han perdido las llaves de su casa o porque se las han olvidado dentro de su casa, lo que me parece muy extraño es que nunca te dejan ver como abren la puerta cuando les llamas, debe de ser para que no aprendamos a abrir las puertas sino se quedarían sin trabajo.
Así que ya sabes, si alguna vez te quedas de puerta fuera llama a un cerrajero para que te solucione el problema.

Averías informáticas y seguros del hogar

Cuando se contrata un seguro del hogar hay ciertas coberturas básicas y otras que se pueden contratar a mayores. Más o menos funciona como un seguro de un vehículo. Las coberturas básicas cubren los daños que podemos hacer a terceros, como por ejemplo las fugas de agua, que son un problema muy frecuente. También cubren generalmente los daños que se puedan causar en nuestra casa para poder reparar los problemas a terceros.

Lo habitual es que se asegure el continente al menos en lo que está valorado el piso, pero asegurar el contenido es totalmente opcional, a no ser que estemos hablando de un seguro para inquilinos en el que todo funciona exactamente al revés. Los inquilinos no tienen que asegurar el continente, que pertenece al propietario, sino el contenido que es suyo.

Entre los extras que se ofrecen, está el seguro de averías informáticas que garantiza la asistencia de un técnico especializado en  informatica en Madrid en caso de que al ordenador le pase algo. Pero hay que tener en cuenta qué estamos asegurando exactamente, ya que muchas de estas pólizas son bastante básicas y solo cubren daños en caso de temporales o tormentas que puedan causar una subida de tensión.

En estos casos también hay límites, ya que lo habitual es que nunca se pague una reparación que supere el valor que tiene en ese momento el equipo informático. Es más o menos lo que ocurre con los coches cuando se declara un siniestro total. No quiere decir que el coche no sirva para arreglar, sino que la reparación supera al valor del vehículo.

Si ocurre esto, el seguro indemniza al asegurado con una cantidad en función del valor del equipo. Esto nunca es suficiente para poder comprar otro ordenador en las mismas condiciones, por lo que la mayoría de las personas se sienten estafadas. Pero es algo que está claramente estipulado en las pólizas.

Por eso hay que leerlas a fondo, ya que a veces pagando un poco más se pueden conseguir seguros que cubran mucho más, proporcionando mejores indemnizaciones e incluso asegurándonos el reemplazo del aparato siempre que no supere un determinado número de años.

Para poder disfrutar de esta o cualquier otra garantía del seguro es imprescindible tener la factura de compra que demuestre que ese aparato es nuestro y la cantidad que hemos pagado por él, así que siempre debemos de guardar las facturas incluso si ya no está en garantía.

Snobismo, buen gusto y curiosidad

¿Cuál es la diferencia entre snobismo, buen gusto y curiosidad por conocer nuevas cosas? A veces es un poco difícil delimitarlo y algunas personas lo confunden con facilidad.  Es fácil caer en acusaciones de snobismo cuando alguien hace algo fuera de lo habitual sin diferenciar los motivos.

Por ejemplo, el consumo de caviar & caviar es tachado de snob por parte de algunas personas. Consideran que quienes toman este producto lo hacen simplemente por aparentar y querer mostrar un poderío económico, diferenciándose del resto. Incluso se critica a quienes lo sirven en bodas o en recepciones, afirmando que es algo pretencioso y que no tiene más motivo que el querer presumir.

Estas acusaciones, generalmente, proceden de personas que nunca han probado el caviar y que ni siquiera se han molestado en saber los diferentes tipos de huevas de esturión que existen o sus precios.

Es cierto que, sobre todo en sus inicios, el consumo de caviar tenía un cierto componente de snobismo. Muchas personas querían probar esas huevas procedentes de la lejana Rusia por el simple hecho de que sabían que era comida de zares y que no era algo al alcance de cualquiera. En ciertos ambientes sociales se servía caviar para demostrar que se podía pagar, sin más.

Y la mayor prueba de snobismo era el hecho de que en algunas de estas fiestas tan finas se proporcionaran también lugares para escupirlo, sabedores de que muchos de sus ilustres invitados no iban a sentirse satisfechos con el sabor. En muchos casos, simplemente porque no sabían bien cómo comerlo y lo hacían en cantidades demasiado grandes o sin el debido acompañamiento.

Pero tras esa primera etapa, el consumo de caviar pasó a ser algo habitual en determinados ambientes. Parte de la gente comenzó no solo a acostumbrarse a su sabor, sino también a apreciarlo mucho. Y aunque las huevas de caviar eran cada vez más caras, algunas personas que podían permitírselas pagaban por ellas no por presumir o aparentar, sino por buen gusto. Por disfrutarlas, muchas veces incluso en privado.

Hoy, gracias al caviar sostenible, los precios de las huevas de esturión son un poco más populares y muchas personas pueden permitirse el comprarlo para saborearlo o para probarlo por primera vez. Por eso, cada vez son más los que se animan a comprar este producto por primera vez. No por snobismo, sino por curiosidad y ganas de probar algo nuevo de lo que tanto y tanto se ha hablado.