¿Cómo elegir un seguro médico privado?

Es complicado determinar cuál es el mejor seguro privado. Muchas veces, esto va en función de la ciudad en la que se viva. Si se desea escoger un seguro en la capital de España, por ejemplo, lo primero que hay que tener en cuenta es qué clinicas en madrid estarían incluidas en el seguro y ver si las más importantes y las que cuentan con mejores servicios pertenecen a esa lista.

De esta manera nos estaremos asegurando una buena atención, con los mejores médicos y con las máquinas más avanzadas en los diferentes terrenos de la medicina. Por ejemplo, una buena clínica experta en oncología incluida en el seguro médico es un gran punto a favor, ya que por desgracia, el cáncer es una enfermedad con un alto porcentaje de afectados mirando todas sus variantes.

 

  • Coberturas a la carta

 

Una vez que tenemos claro que tendremos la atención que necesitamos es bueno que nos permita elegir las coberturas que realmente nos interesan. ¿De verdad te importa que tu seguro tenga las mejores coberturas para el embarazo si ya no vas a ser madre nuevamente? ¿O que incluya un gran número de doctores de cabecera cuando, seguramente, acudas siempre al tuyo de la seguridad social por la comodidad de las recetas?

Pagar solamente por eso que necesitas es muy importante, pero sin renunciar a nada de lo que quieres en tu seguro. Por eso debes de escoger una compañía que te permita elegir qué coberturas deseas.

 

  • El copago

 

Por último también es importante el tema del copago. Poder decidir cómo aplicarlo puede ayudarte a conseguir un precio mucho más competitivo. Si eres una persona que, por lo general, no acudes demasiado al médico, un copago alto y un precio bajo en el pago mensual del seguro será tu mejor opción.

Pero es importante poder cambiar esto a voluntad, ya que si en un momento determinado sabemos que vamos a tener que acudir a diferentes especialistas y a realizarnos varias pruebas, lo mejor es bajar el copago y pagar un poco más todos los meses ya que saldrá más económico de esta manera.

Tener todas las coberturas sin copago solo es una opción rentable para quienes acuden con mucha frecuencia al médico y tienen que realizarse continuas revisiones, ya que de este modo pagarán siempre lo mismo y no se encontrarán con abultadas facturas en meses concretos.

¿Qué origina los tumores de estómago?

No se sabe todavía cuál es el origen de un tumor de estomago aunque ya se comienza a saber algo más sobre cómo se originan. En muchos casos, las glándulas del estómago sufren una atrofia y las células que recubren la pared estomacal comienzan a ser más parecidas a las que viven en el intestino que a las que deberían de conformar esa zona del cuerpo. Estos cambios acarrean una serie de consecuencias, entre las que puede haber incluso modificaciones genéticas que deriven en la aparición de los tumores.

Pero, ¿por qué suceden estos cambios en las células que recubren al estómago? Aquí se barajan dos posibilidades. Por un lado tenemos el consumo de tabaco, que está directamente relacionado con la posibilidad de sufrir tumores en el estómago y otros problemas. El estómago es, tras lo pulmones, uno de los órganos más afectados por el tabaco ya que parte del humo pasa directamente al estómago a través del tracto digestivo.

Por otra parte, tenemos la bacteria H pylori. Esta bacteria está cada vez más presente. Son muchas las personas que la padecen incluso sin saberlo y es complicada de eliminar. No obstante, es importante señalar que no deben de sonar alarmas innecesarias, tener la bacteria H pylori no quiere decir que se vaya a padecer cáncer en el estómago. Solo determinadas variaciones de esta bacteria pueden ser responsables de colaborar en la aparición de tumores.

Como en todos los tipos de cáncer la prevención es muy importante. Se debe de comer de todo, pero siempre con moderación, especialmente en aquellos alimentos o bebidas susceptibles de causar irritaciones y problemas en el estómago. El alcohol es otro factor de riesgo junto con el tabaco y, además, en muchos casos van ambos unidos. El alcohol, especialmente si se bebe de manera continuada y en cantidad, puede destruir la mucosa protectora del estómago y causar úlceras y otros problemas que, en algunos casos, pueden llegar a causar un cáncer estomacal.

Otro de los factores que influye en la aparición de los tumores en el estómago es el factor hereditario o genético. Hay personas con cierta predisposición familiar a tener este tipo de problemas y por eso, cuando se sabe que existen antecedentes familiares, es muy importante realizar chequeos preventivos y seguir consejos para evitar hábitos que puedan favorecer que esa predisposición genética acabe convirtiéndose en un problema.